Diafanidad, de Walter Pater. Una traducción.

Juan Camilo Perdomo Morales

Resumen


Introducción.
            Diaphaneite, escrito por Walter Pater en 1864, no fue publicado hasta un año después de su muerte, en 1895, como capítulo final de Misscelaneous Studies: a serie of essays. Conocido solo por su círculo íntimo de amigos en Oxford, el Old Morality Society, fue editado por C.L. Shadwell tras el fallecimiento del autor, con el empeño de divulgar la obra de Pater. 

             Éste es, quizás, el escrito más polémico de Walter Pater, debido a la relación hecha por la sociedad y la academia británica, entre sus palabras y el escándalo homoerótico del autor con un joven alumno suyo, William M. Hardinge, siendo profesor en Oxford. La moral conservadora acusó a Pater de homosexualidad y juzgó su trabajo -y su conocida admiración por el mundo griego y el pensamiento platónico-, como una apología homosexual, en una estética atea, que pretendía restaurar la pederastia del mundo clásico. 

            El escándalo no solo le causó el escarnio público, también impedimentos académicos en Oxford. Dellamora (1990) relata el frustrado ascenso de Pater, siendo un opcionado candidato, al otorgarse el cargo a un profesor conservador y cristiano. Por este motivo, estudios sobre Pater, como los de Lyons (2015) y Eribon (2014), coinciden en que un fuerte propósito del texto es impulsar hacia una sociedad abierta, con garantías de libertades, basándose en la preponderancia de la razón.

Tal ahínco resulta más evidente en su ensayo Winckelmann (1867). Pater, reseña la modernidad como una época necesitada del “sentido de libertad” (Pater, 1945a), entendiéndolo en un sentido amplio, y no en la versión moderna, “que supone que la libertad del hombre deba ser limitada, en todo caso, y únicamente, por una voluntad más fuerte que ella". (Pater, 1945a). 

            Empero, el controvertido episodio hizo ignorar el ideal estético y ético del ensayo, cuyo principal objetivo es ligar arte y ética, retomando la unión platónica entre Bien y Belleza, con la descripción de naturalezas diáfanas, limpias, puras, claras y espirituales, con moral correcta, que podrían regenerar la sociedad.

            Pater, inagotablemente, enaltece lo que en Winckelmann denomina ‘matrimonio’ entre el elemento clásico y el moderno. Por ello, el origen de lo diáfano se deje entrever emergiendo de la escultura y la filosofía griega. Su interés en el mundo clásico y el renacimiento tiene un propósito fundamental para él, a saber, recuperar en la modernidad indispensables preceptos antiguos.

Para Pater, el arte clásico -y por extensión, el renacentista-, posee una amplitud y claridad especial por su facultad de reflejar y satisfacer la existencia y el espíritu humano (Pater, 1945). Elementos que para Pater resultan vitales por rescatar, ante el aparente estancamiento moderno de la sociedad y la moral, guiados por la violenta ‘libertad’ de la Revolución Francesa y con un creciente fervor religioso que no respeta libertades, como las de pensamiento, credo o sexualidad. Por ello se pregunta respecto a la cultura helénica “¿Esa cultura representa un arte perdido para nosotros?” (Pater, 1945).

De allí que se observe en Pater un deseo irremediable de retornar el ideal griego, al escribir:

¿podríamos traer ese ideal a la chillona, equivoca luz, de la vida moderna? Ciertamente, para nosotros los del mundo moderno, con sus diversas aspiraciones en lucha, con sus embrollados intereses; perturbados por tantos sinsabores, con tantas preocupaciones; con su experiencia tan desconcertante, el problema del acuerdo con nosotros mismos, con alegría y serenidad, es mucho más difícil de lo que fue para el griego entro de los sencillos términos de la vida antigua (Pater, 1945).

            Podría rastrearse la influencia de este temprano ensayo en el resto de las de Pater. Por ejemplo, resulta curiosa la reutilización de ideas y frases completas del presente trabajo, en el ensayo de Winckelmann, entablando una estrecha relación entre ambos textos y su idéntico objetivo estético. Por esto, la influencia y el interés por Winckelmann en la antigüedad, demuestra una fuerte admiración por el "trato con los antiguos" (Pater, 1945), que pretende revalorizar el legado clásico en la modernidad.

En la conclusión de 1868 a ‘El Renacimiento’, Pater acusa la modernidad de una tendencia a la materialidad y la vida física, mas introduce el elemento espiritual. Y afirma:

 si comenzamos por nuestro mundo interior de pensamiento y sensación, el torbellino es todavía más rápido, la llama más ávida y devoradora. En ella no existe ya el gradual obscurecimiento de los ojos, el gradual descoloramiento […] la experiencia -material- parece sepultarnos bajo una oleada de objetos exteriores que nos oprimen con aguda, importuna realidad, obligándonos a salir de nosotros por mil maneras de acción. Pero cuando la reflexión comienza a actuar sobre esos objetos, se disipan bajo su influencia [..]. -y- cada objeto se disuelve en un grupo de impresiones en el espíritu del observador. (Pater, 1945).

            Pater recurre continuamente al uso de metáforas diferenciado lo diáfano y lo oscuro. La diafanidad podría también explicarse con lo que Pater en ‘El Renacimiento’ denomina un elemento de permanencia, en una obra o persona, que sobrepasa el tiempo y el contexto. Así, detalla que encontrar este elemento, requiere en el espectador, sobrepasar y trascender la mera sensibilidad de una obra, porque como escribe parafraseando a Winckelmann, debe "escapar a la tiranía de los sentidos" o “fiebre de los sentidos” (Pater, 1945) encontrando el trasfondo moral y espiritual de la obra de arte o el artista. Esta es su verdadera belleza.

No obstante, el genio creador permanece en la sensibilidad del arte, porque a través de ella, imprimiré sus ideales y ambiciones espirituales e intelectuales (Pater, 1945). El trabajo del critico estético, según Pater, es encontrar estos elementos en la obra y el artista. La naturaleza, la ida, la virtud y la fuente de la impresión del trabajo artístico, extraer de allí, lo que en pocas palabras podría ser la diafanidad, dado que:

la belleza del arte requiere una sensibilidad más alta que la belleza de la Naturaleza, porque la belleza del arte como las lágrimas que se derraman ante una obra teatral no causa dolor, no tiene vida, y esa sensibilidad debe ser despertada y restaurada por la cultura (Pater, 1945).

Tal potencia le permite a Pater recomendar a la modernidad y abogar por alimentarse de las cosas bellas, del arte. En el prólogo de sus estudios acerca del renacimiento escribe: "-del arte- descubrirnos la acción de su única, incomunicable aptitud, de su extraño, místico sentido" (Pater, 1945), porque:

 la base de todo genio artístico estriba en el poder de concebir la humanidad por nueva y sorprendente manera, de poner un mundo feliz de su propia creación en lugar del mundo inferior de nuestra vida cotidiana, y que genere a su alrededor una fuerza con un nuevo poder de refracción, seleccionando, transformando, recombinando las imágenes que transmite. (Pater, 1945).

Rafael, Winckelmann y Goethe, posee este espíritu diáfano. Del segundo Pater lo retrata como "perfeccionándose y desenvolviendo su genio, no le satisfacía, como tan a menudo ocurre con semejantes naturalezas, que la atmósfera entre él y otras inteligencias fuese espesa y nebulosa" (Pater, 1945), naturalezas ausentes en la época de Pater. Por este motivo, la diafanidad, en palabras de esta traducción, “es como una reliquia de la época clásica, abierta por accidente a nuestra extraña atmosfera moderna”.

La belleza moral y la pasión artística de estas naturalezas son fundamentales para la regeneración moral del mundo a través del arte. En el esbozo sobre las características espirituales del gusto artístico (Pater, 1945), el autor realiza constantes referencias a la pintura, escultura, literatura, música e historia. Así, lo diáfano puede entenderse como el carácter de una obra, personaje, artista o persona, cuya simple presencia en el mundo contribuye al progreso de la sociedad.

***


Palabras clave


Walter Pater; Diafanidad; Estética.

Texto completo:

PDF

Referencias


Bibliografía.

• Crinkley, R. (2014). Walter Pater: Humanist. U.S: The University Press of Kentucky.

• Dante, A. (1876). La Nueva Vida, en Mejores Autores Antiguos y Modernos, Nacionales y Extranjeros XXI: Dante, Tasso, Petrarca. España: Biblioteca Universal.

• Dellamora, R. (1990). Masculine Desire: The Sexual Politics of Victorian Aestheticism. U.S. University of N. Carolina Press.

• Dowling, L. (1997). Hellenism and Homosexuality in Victorian Oxford. U.S: Cornell University Press.

• Eribon, E. (2014). Insult and the Making of the Gay Self. U.S: Duke University Press.

• Hönnighausen, Lothar. (1988). The symbolist tradition in English literature : a study of pre-Raphaelitism and fin de siècle. U.S: Cambridge University Press.

• Kempis, T. (1827). Imitación de Cristo. Francia: Imprenta de Don Pedro Beaume.

• Lyons, S. (2015). Algernon Swinburne and Walter Pater. U.K: Routledge.

• Olk, C. (2007). Vaguemess, vision, and the veil. Perceptual indeterminacy in modernist fiction, en Visual Culture Revisited: German and American Perspectives on Visual Cultures. Germany: Herbert von Halem Verlag.

• Patter, W. (1900). Diaphaneite, en Missellaneous Studies: a serie of essays. Londres: McMillan & Co. Pp. 215-222.

• Patter, W. (1900b). Raphael, en Missellaneous Studies: a serie of essays. Londres: McMillan & Co. Pp. 215-222.

• Pater, W. (1902). Winckelmann, en The Renaissance: Studies in Art and Literature. Londres: McMillan & Co. Pp. 177-232.

• Pater, W. (1922). Winckelmann, en The Renaissance: Studies in Art and Literature. U.K: Victorianweb.org. Recuperado de: http://www.victorianweb.org/authors/pater/renaissance/9.html

• Pater, W. (1945). El Renacimiento. Trad. Farran y Mayoral. España: Iberia Editorial - Joaquín Gil Editores.

• Platón. (1988a). Banquete, en Diálogos III: Fedón, Banquete, Fedro. Trad. García, C., Martínes, M., Lledó, E. España: Gredos. Pp. 143-288.

• Platón. (1988b). Fedro, en Diálogos III: Fedón, Banquete, Fedro. Trad. García, C., Martínes, M., Lledó, E. España: Gredos. Pp. 289-413.

• Østermark-Johansen, L. (Editor)(2014). Walter Pater: 'Imaginary Portraits'. UK: The Modern Humanities Research Association.

• Seiler, R.M. (ed.) (2013). Walter Pater: The Critical Heritage. U.K: Routledge.


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2019 Mutatis Mutandis: Revista Internacional de Filosofía